Malterías Dingemans:  el buen hacer desde 1875

Malterías Dingemans:  el buen hacer desde 1875

La familia Dingemans lleva desde 1875 produciendo una amplia gama de ingredientes básicos para la elaboración de cerveza. Lo que empezó siendo una modesta producción de malta en su propia granja familiar fue creciendo hasta consolidarse hoy como una maltería referente mundial para el sector cervecero.

No ajenos a esa circunstancia, y en el afán de querer suministrar las mejores materias primas para la elaboración de cerveza artesana, desde Maltas Seleccionadas tenemos el privilegio de ser distribuidores oficiales en España y Portugal de la maltería belga Dingemans.

En sus instalaciones producen distintos tipos de maltas, en cuya elaboración combinan técnicas modernas con otras tradicionales, siempre con la calidad de su materia prima y el servicio al cliente como pilares de su filosofía.

Cuentan con una posición geográfica estratégica, en medio de la mejor región productora de cebada, con Francia, Inglaterra y Dinamarca a la vuelta de la esquina y a únicamente 1 kilómetros del puerto de Amberes.

Su malta se usa tanto en los estilos Lager europeos, tipo Pilsen, como en una gran variedad de estilos Ales y por supuesto, en todos los estilos belgas:  Tripple, Dubble, Trappist, Witbier y Abbey, entre otros. Por ello, son muchos los fabricantes de cerveza de todo el mundo que actualmente emplean maltas Dingemans.

 

Cuatro ramas principales

Las maltas base. Están adecuadamente modificadas para garantizar una buena sacarificación y una fácil filtración en la sala de cocción. Su flujo de producción es clásico y va desde el remojo, pasando por la germinación controlada, hasta el secado y tostado.

–  Biomalt organic MD. Estas maltas se producen a partir de cebada 100% de cultivo ecológico y con un flujo de producción completamente separado según los últimos estándares de producción ecológica.

Maltas tostadas. En este caso, las maltas se tuestan intensamente para garantizar una coloración adecuada y homogénea. El flujo de producción consiste en procesos de tostado lento e intenso.

Maltas caramelizadas. Tanto estas maltas como las tostadas se producen en un tostador de tambor, la única manera de garantizar una caramelización y sacarificación homogéneas.

A la calidad y experiencia se une la adaptación y personalización, ya que las maltas Dingemans se ajustan a la demanda de cada cliente.

Durante décadas, han producido la gama completa de maltas belgas utilizadas principalmente en cervecerías, pero también en panadería y destilación.

Añade comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *